RSS

Autoconcepto

01 Jan

El término autoconcepto se remonta a estudios realizados a finales del siglo XIX.  Entre los estudios e investigaciones realizadas, quizás las más reconocidas fueron aquellas realizadas por William James (1890); considerado como el precursor de dicho concepto.  En su obra, Principios de la Psicología en 1890, dedica un capitulo a la “conciencia del yo”. En su libro se ocupa de explorar las particularidades del “yo global”.  Éste dividió el yo global en dos: el yo conocido y el yo conocedor. Define el yo conocido como: “la suma total de cuanto un hombre puede llamar suyo”. Mientras que el yo conocedor lo relaciona con el pensamiento, con cada parte que el yo puede recordar, saber y cuidar. Ambos aspectos del ser no pueden existir separados.  De acuerdo a este autor,  el estudio del ser  pertenecía al campo de la filosofía.   Sus estudios fueron desarrollados por psicólogos pertenecientes a la corriente clínica y humanista. De manera que el auto concepto se consideró un fenómeno social. En las primeras décadas del siglo XIX los psicólogos conductistas no prestaron atención al estudio del ser. Éstos estaban preocupados por otorgar un estatus científico a la psicología. No fue hasta los años 30 y 40 que algunos teóricos  del campo de la personalidad comienzan a emplazar el yo en la psicología (González y Tourón, 1992).  Es en estos años que los psicoanalistas consideraron que los modelos conductistas desarrollados hasta ese momento eran considerados demasiado limitados para explicar la conducta humana, así que se ocuparon de ampliar el  yo y con él, el autoconcepto en la psicología. Durante su evolución en los años 40 surge la psicología fenomenológica y humanista. La fenomenología es el estudio de la conciencia directa. Se fundamenta en que la conducta no solo es influenciada por experiencias pasadas y presentes, sino también por el significado que cada persona le atribuye a esas experiencias (Wylie, 1961). La psicología humanista analiza la conducta humana desde  el marco de referencia interno del sujeto. Para los humanistas la conducta no es un efecto de los estímulos del ambiente es la interpretación subjetiva que el sujeto hace de la realidad (González y Tourón, 1992). Con las nuevas escuelas psicológicas surgen nuevos investigadores que aportaron al campo. Snygg y Combs en 1949 y Rogers, en 1951, contribuyeron con sus teorías de la personalidad colocando el autoconcepto como constructo central,  destacando su importancia en el ámbito educativo (González y Tourón, 1992). La teoría de Snygg y Combs  se fundamenta en el campo fenomenológico. Para estos autores todo comportamiento y percepción esta determinado por el campo fenoménico. De acuerdo a Snygg y Combs el campo fenoménico se define como: “la realidad subjetiva; el mundo que percibimos, incluyendo los objetos físicos y personas y sus comportamientos, pensamientos, imágenes, fantasías, sentimientos e ideas como justicia, libertad, igualdad y demás” (Traducción al español por Gautier, 2002). Por otro lado,   Rogers basa su teoría en el concepto de si mismo como constructo explicativo. El cual concibe el desarrollo de la personalidad como una congruencia en el campo fenoménico (realidad subjetiva) de la experiencia y la estructura conceptual del mismo que esta orientada hacia la autorrealización (Rogers, 1997). 

De acuerdo a Rogers el autoconcepto es una percepción organizada de sí mismo. Esta percepción compone las características y capacidades de las personas. Además afirma que el autoconcepto es un conjunto de hipótesis para enfrentar la vida y mejorar la conducta.  En 1964 surge Piers-Harris con su definición de autoconcepto. Éste se enmarca en un fenómeno de percepción y pensamiento global que posee un individuo en un momento determinado. De acuerdo al autor, el autoconcepto se define operacionalmente como: “aquellos aspectos sobre lo que le gusta o le disgusta sobre sí mismo” (Piers-Harris, 2005).  Shavelson (1976) define autoconcepto como la percepción que tiene una persona de él mismo. Esta percepción está formada por experiencias e interpretaciones del ambiente.

En los años setenta el autoconcepto era un constructo unidimensional por lo que podía ser presentado de forma global a través de múltiples contextos. Luego de varias investigaciones  en los años  ochenta  se abandona este enfoque y dan paso al modelo multidimensional de Shavelson , Hubner y Stantson (1976).   Dentro de este modelo los autores dividieron el autoconcepto global en dos: autoconcepto académico (inglés, historia, matemáticas y ciencia)  y autoconcepto no académico (área social, emocional y física). El autoconcepto académico se define como la imagen que el sujeto se forma de sí mismo a partir de su rendimiento académico y las capacidades que lo determinan, aspectos importantes para el sujeto, en la medida en que los son para el medio que les rodeas (González, 2005). 

About these ads
 
2 Comments

Posted by on January 1, 2008 in Uncategorized

 

2 responses to “Autoconcepto

  1. Laura

    May 4, 2010 at 2:55 am

    Disculpa me podrias decir de donde has sacado la informacion de la definicion de Piers y Harris de que libro o de que parte de Internet, estaria muy agradecida si me la dieras

     
    • robles585

      May 9, 2010 at 1:08 am

      Del manual del instrumento Piers y Harris

       

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 32 other followers

%d bloggers like this: